CATALINA

Y FÉLIX

NUESTRO

EQUIPO

Somos una empresa familiar, nos ponemos la camiseta para sacar adelante este sueño.

Cada persona que hace parte de la producción de nuestros sellos se convierte en parte de nuestra familia.

 

Catalina y Félix son los creadores de Petunia, ella diseñadora industrial y él arquitecto.

Lorena España es quien hace todo el trabajo manual, ella nos ayuda con la elaboración de los soportes.

Martha y Félix son los creadores de nuestros empaques. Son los mejores en lo que hacen.

LORENA

ESPAÑA

Contacto por WhatsApp 3045462124

©2018 by Los sellos de Petunia. Proudly created with Wix.com

¿QUIÉN ES PETUNIA?

Los sellos de Petunia, es una empresa familiar, donde todos ayudamos, donde nuestra hija se pone la camiseta y donde mi esposo y yo hacemos todo (literal) como muchos emprendimientos en Colombia, y donde todo lo hacemos con mucho, mucho amor para que cada niñ@, familia, persona, profesional y empresa, tenga su propia marca personal así como la tenemos nosotros.

PETUNIA llegó a nuestra familia hace 3 años, estábamos buscando soportes muy especiales para los sellos que les hacíamos a nuestros amigos y familiares. Al no encontrar nada que nos gustara, decidimos hacerlos nosotros, pero queríamos que fueran en material ecológico. Siempre hemos trabajado el cartón industrial, por ser un material reciclado, muy flexible y resistente. Así que emprendimos la tarea de diseñar un soporte que fuera diferente, cómodo y que además pudiéramos aprovechar su color y textura para contrastarlo con colores que resaltaran su belleza. Así nació este diseño.

Luego debíamos buscar un empaque que no fuera desechable, que el cliente pudiera usarlo para otras cosas si quería y que durara en el tiempo. Unos familiares que estampan espectacular nos ayudaron a crear uno de los elementos que más llama la atención de nuestro producto, el empaques. 

Las tintas, en cambio, ha sido un tema más complejo. No logramos encontrar unas que nos gustaran, que tuviera colores llamativos y que fueran rentables, por eso nos tocó recurrir a China (lo sabemos, iba en contra de nuestro principio) pero debemos aceptar que nos sirvió para tener el producto completo y salir adelante (siempre hay que empezar por algo). Pero tranquilos, ya estamos en proceso de cambiarlas, de producirlas en Colombia, como todo el resto del producto, y de usar materiales más amigables con el medio ambiente.

¡Esperamos muy pronto tenerlas listas!

¡Gracias por apoyar el talento nacional y los emprendimientos familiares!